Al acercarse el final del invierno quienes trabajamos en el mantenimiento de jardines en El Ejido, Almería, tenemos que empezar a preparar las herramientas necesarias para podar los árboles de los jardines de nuestros clientes. Es una tarea muy delicada porque la poda de un árbol significa  abrirle unas heridas y, cuando la savia comience a circular otra vez en primavera será más rápida la cicatrización.

¿Hay que podar todos los árboles? Para poder responder a esta pregunta es necesario explicar previamente cuáles son los diferentes tipos de poda que llevamos a cabo quienes nos encargamos del mantenimiento de jardines en El Ejido. Durante los primeros años de crecimiento de un árbol, algo que sucede habitualmente en los viveros, se lleva a cabo la llamada poda de formación. Con ella se pretende que el árbol vaya teniendo una estructura fuerte y equilibrada, guiando su crecimiento para cuidar de que su forma sea la adecuada.

A medida que el árbol crece vamos realizando las llamadas podas de mantenimiento para eliminar las ramas que puedan suponer un peligro, o porque en su crecimiento se hayan aproximado demasiado a tendidos de cables, a la fachada de la casa… En ocasiones también se poda para aligerar el ramaje y que, ante la llegada de posibles vientos muy fuertes, el árbol no se caiga.

Se pueden realizar también otro tipo de poda con carácter excepcional para darles forma artística o para suprimir ramas atacadas por plagas o enfermedades con el fin de revitalizar la parte sana del árbol.

Confía en los profesionales de Servicios Bahía para el cuidado de los árboles de tu jardín.