Por nuestra experiencia en el mantenimiento de jardines en El Ejido sabemos que unas de las tareas sobre las que tenemos que poner toda nuestra atención y cuidado es la de evitar que las diferentes plagas que amenazan continuamente plantas y jardines les causen algún daño.  En este artículo te vamos a plantear diferentes formas de evitar que una plaga tan peligrosa para las plantas como son los pulgones pueda siquiera acercarse a ellas.

Los pulgones son unos pequeños insectos de apenas unos milímetros de longitud, de aspecto redondeado y cuerpo blando.  Hay una gran variedad de pulgones y puedes encontrártelos en colores muy variados: amarillos, verdes, negros, grises… Como se alimentan de la savia de las plantas, frenan el crecimiento de éstas y pueden hacerlas morir.

Uno de los problemas más graves que presenta el pulgón es que siempre ataca en colonias que se propagan de planta en planta con suma rapidez. Por eso, una de las misiones más importantes de quienes realizamos el mantenimiento de jardines en El Ejido es la vigilancia para su detección temprana. Hay varias señales que pueden indicar la presencia de pulgón en un jardín, una de ellas son las hormigas dado que a éstas les encantan los excrementos de los pulgones, una especie de melaza dulce.

Para combatir las plagas de pulgones hay muchos productos naturales que actúan como repelentes. Por ejemplo, con el agua en la que se hayan hervido previamente unas cebollas o unas cabezas de ajo se puede rociar las plantas y eso evitará que se acerquen los pulgones a ellas.

Pero si ves mariquitas en tu jardín, esos insectos de vivos colores debes dejarlas tranquilas. Las mariquitas son depredadores naturales de los  pulgones y otros parásitos de nuestras plantas y ellas se encargarán de alejarlos.

Otra forma de alejar las plagas de tu jardín es contratar su cuidado con Servicios Bahía.